Como sanar los celos

Los celos no tienen nada que ver con el otro. Se trata de ti, de tu sensación de ser ignorad@, despreciad@, no tomado en cuenta y de tu frustración por no poder controlar a los demás.

Con el fin de evitar tu dolor, te comparas y luchas.

Sanar tus celos solo puede hacerse aquí y ahora, volviendo hacia tu único sitio de poder: este momento presente.
Haz a un lado la palabra y el concepto ‘celos’ y siente directamente esa cruda sensación, sin juicios y sin tratar de convertirla en algo ‘mejor’.
Contacta con tu propia incertidumbre, con tu inseguridad, con tu duda, con tus sentimientos de impotencia.

Terapeuta gestalt madrid (16)

Siente a ese viejo amigo: la apremiante necesidad de controlar.
¡No te des la espalda!
Cuando te alejas de tu experiencia, comienza la separación y el miedo.

Comienza a iluminar los puntos heridos y olvidados en ti a través de tu presencia consciente.
Atiende con amabilidad a ese niño que hay en ti, a ese niño que ha sido ignorado y que tanto anhela sentirse amado. Siente su inocencia.

Deja que tus celos te rompan el corazón de par en par y aprenderás a ser más humilde.

Jeff Foster

.
.

Otras reflexiones de interés:

¿Qué tipo de paciente eres tú?

Una madre sana es aquella que le dice a su hijo/a

Cómo salir de tu drama personal

Cómo expresar tu enfado y poner un límite con asertividad y sin violencia

Cuando nos parece que no podemos más

Lo que nunca debes decirle a tu pareja

El amor está dentro, no fuera

Tras una ruptura, ¿soledad o compañía?

Masturbación y vida en pareja: ¿son incompatibles?

Me siento un(a) fracasado/a

.

.

A %d blogueros les gusta esto: