Manifiesto del NO

No es No y hay una sola manera de decirlo…

No

Sin interrogantes…

No
Es corto, rápido, monocorde, sobrio, escueto…

No
Se dice una sola vez…
Un No que necesita explicaciones y justificaciones no es No

No
Un No tiene la brevedad de un segundo…

Es un No, para el otro porque ya fue para uno mismo…

No es No, aquí y muy lejos de aquí…

Un No no deja puertas abiertas…

No puede dejar de ser No

No es el último acto de dignidad.

No no se dice por carta, ni se dice con silencios,

ni en voz baja, ni gritando,

ni con la cabeza gacha, ni mirando hacia otro lado,

ni con pena y menos aún con satisfacción.

No es No, porque No.

Cuando el no es No, se mira a los ojos

y el No se descuelga naturalmente de los labios.

La voz del No no es trémula, ni vacilante, ni agresiva,
no deja duda alguna.

Ese No no es una negación del pasado, es una corrección del futuro.

Y sólo quien sabe decir No puede decir sí.

Poema de Hugo Finkelstein: NO ES NO

.
.

Otras reflexiones de interés:

¿Qué tipo de paciente eres tú?

Una madre sana es aquella que le dice a su hijo/a

Cómo salir de tu drama personal

Cómo expresar tu enfado y poner un límite con asertividad y sin violencia

Cuando nos parece que no podemos más

Lo que nunca debes decirle a tu pareja

El amor está dentro, no fuera

Tras una ruptura, ¿soledad o compañía?

Masturbación y vida en pareja: ¿son incompatibles?

Me siento un(a) fracasado/a

.

.

A %d blogueros les gusta esto: