Deja que tu miedo descanse en tu corazón

Miedo Terapia gestalt Madrid

Sé amable con el miedo. No tengas miedo de sentirlo plenamente. No te hará daño.

Permite que se acerque un poco más, permite que te atraviese.
Siente su vitalidad, su ardiente corazón, su agitación y sus escalofríos en el cuerpo.

El miedo nos recuerda que vivimos en el borde del misterio.

No alejes al miedo, ni lo etiquetes como algo ‘negativo’.
No pretendas que no está allí.
No te apresures a eliminarlo, o transformarlo, o incluso a sanarlo.

El miedo no es un enemigo, ni un error.
Posee una gran inteligencia y poder sanador. Inclínate ante él.

Deja que el cuerpo tiemble, mientras tu estás presente, abriéndote.

Deja que tu miedo descanse en tu corazón.
Permítete caminar hacia el vacío.
Estás temblando, ¡pero estás condenadamente vivo!

Jeff Foster
.
.
.

A %d blogueros les gusta esto: