La presencia

31 enero, 2013

La constatación a la que debemos despertar lo más pronto posible es que no hay nada que conseguir en este mundo.

La conciencia del presente nos permite sintonizar con la esencia eterna de nuestro ser,

que existe más allá de cuanto podamos hacer o no.

Aminoramos la marcha metafóricamente y nos dedicamos a oler las rosas.

No hay prisa porque , en realidad,no vamos a ninguna parte.

Michael Brown

A %d blogueros les gusta esto: