El viaje terapeútico no es un camino de rosas

Terapia Gestalt Madrid Imagen (11)

El proceso de terapia es una limpieza emocional y un camino desde nuestras reacciones hasta la responsabilidad. No es un viaje fácil.

La terapia no solo tiene que ver con hacernos cargo de nuestras necesidades y deseos, sino con también movernos gradualmente más allá de ellos hasta llegar a un lugar de elección donde escuchemos nuestra voz interior no predeterminada por nuestros condicionamientos.

Durante el proceso hemos de dejar que emerjan a la superficie para su integración nuestras emociones pendientes del pasado. !Y no es fácil!

Nos sentiremos mal antes de sentirnos bien. De hecho, sentirnos incómodos, confundidos y fuera de equilibro emocionalmente, mientras nos movemos a través de la terapia, es un indicador de progreso.

Debido a que estamos condicionados a sedar y controlar nuestra conciencia de ciertas experiencias emocionales desde nuestra niñez, cuando estas comienzan a emerger dentro de nuestra experiencia actual, cada fibra de nuestro ser nos dice que algo está mal. Es entonces cuando solemos entrar en la resistencia, pero en realidad estas dificultades son un indicador de que estamos progresando.

.

.

.

A %d blogueros les gusta esto: