Nuestras expectativas actuan como un repelente para nuestra pareja

11 enero, 2015

Terapia gestalt madrid expectativas
Todos tenemos una cesta en la que hemos guardado las necesidades que no fueron satisfechas en nuestra infancia.
Normalmente estas necesidades son inconscientes y al intimar con alguien, aparecen en forma de expectativas: quiero que siempre estés dispuest@ para mí y/o que me des todo el espacio que necesito.

Nuestro niño interno cree que el amor es que estas expectativas sean satisfechas y que el otro tiene que satisfacerlas.
Y así,nuestra pareja se convierte en una proyección del papá o mamá que nunca tuvimos y de que deseamos con desesperación.

Pero las expectativas actúan como un repelente: nuestra pareja se siente exigida y se aleja.

– Alberto Martín-Loeches –

.

.

.

 

A %d blogueros les gusta esto: