Por qué no se debe obligar a los niños a dar besos y abrazos

16 junio, 2014

Terapia Gestalt Madrid Madre e hijo

A los mayores nadie podría o debería obligarnos a besar o abrazar a alguien si no queremos. El mismo respeto merecen los niños.

Los niños tienen derecho a decir “no”, a preguntar, a expresar su bienestar o malestar. Esto último es una gran protección y algo que ayudará a su autoestima y confianza hasta adultos.

Para ellos es fundamental aprender sobre sus preferencias y sus límites.

Tomado del libro “Mi cuerpo es un regalo” de Vinka Jackson

.

.

.

.

.

.

.

 

A %d blogueros les gusta esto: