Querer y amar no son lo mismo

Querer es un acto egoísta; es desear algo que nos interesa, un medio para lograr un fin.

Amar, en cambio, es un acto altruista, pues consiste en dar, siendo un fin en sí mismo.

Queremos cuando sentimos una carencia. Amamos cuando experimentamos plenitud.

Cuando uno ama no culpa, ni juzga, ni critica, ni se lamenta.

Amar es aceptar y apoyar a las personas más conflictivas, porque son precisamente las que más lo necesitan.

Amar es comprender que no existe la maldad, tan sólo ignorancia e inconsciencia.

circulo_terapia_gestalt_madrid2

A %d blogueros les gusta esto: