Antes de ponerse a meditar hay que haber vivido y madurado

15 diciembre, 2014

budista terapia gestalt madridCuando no estamos suficientemente maduros, nuestro cerebro no se unificará con la meditación sino que se desunificará más.

Si no tenemos un yo fuerte y nos ponemos a meditar ocurrirá que la cognición hemicerebral derecha, la que se estimula mucho con la meditación, se separará de la cognición hemicerbral izquierda. Y este divorcio, aunque nos haga creer que nos estamos despertando, es todo lo contrario, nos está fragmentando.

Este error lo cometen de pleno los budistas que ya desde niños comienzan a meditar.

 

circulo_terapia_gestalt_madrid2

 

A %d blogueros les gusta esto: